El MIR Rearticulación a 53 años de una historia de lucha y organización del pueblo

Radio TV Liberación

Comparte el siguiente documento emanado del MIR REARTICULACIÓN.

“Y si la continuidad del MIR estuvo amenazada, si Contreras dijo en aquel fatídico 5 de octubre de 1974, “el MIR está muerto”, nosotros hoy respondemos: míranos Contreras, Pinochet, acá estamos presentes; los enemigos que matasteis están vivos. Y porque estamos vivos es que no habrá olvido y sí estamos vivos nuestra lucha fue justa y calamos en lo más hondo de nuestro pueblo”.

Jécar Neghme (1989)

Hace 53 años se inició una caminata donde un puñado de viejos y nuevos luchadores, en un local sindical de calle San Francisco, en Santiago, diera vida al proyecto revolucionario más importante de la historia reciente del movimiento popular chileno. En 53 años, muchos hechos, sus interacciones y devenires posesionaron al MIR en el escenario de la lucha política; han estremecido su Declaración de Principios y su Programa; qué duda cabe. Pero, como persisten las condiciones político-sociales que llevaron a su creación, podemos decir que aquellos Principios y ese Programa siguen vigentes, ya que siguen siendo respuestas válidas ante la opresión y la discriminación, válidas ante el capitalismo y su dictadura

« La pregunta no es la vigencia del proyecto revolucionario del MIR; El intento de refundar al Movimiento de Izquierda Revolucionaria, se ajusta a la realidad del Chile de hoy.»

EL SÁBADO 16 Y DOMINGO 17 DE FEBRERO DE 2019 se ha de realizar el ENCUENTRO NACIONAL MIR, jornada en donde el objetivo es tomar el impulso inicial para echar a andar y retomar el proyecto político del Partido. El Encuentro se ha de realizar en Santiago, en lugar y horas a informar, y ya están comprometidas delegaciones del Zonal Norte y Sur

POR QUÉ EL DOCUMENTO 0:
El Documento 0, que te pedimos difundir, socializar, es el marco político, el piso desde donde se funda la rearticulación partidaria
18 puntos señalamos. Si estás de acuerdo con ellos, con su esencia, su centralidad, su Historia, te hacemos el llamado fraternal a ser parte del proceso estructurando Bases que reconozcan este Documento 0 y participando en el Encuentro Nacional MIR
Pronto se emitirán otros Documentos que permitirán centralizar la jornada de febrero que en lo central busca Rearticular un instrumento político, de lucha, de combate, para producir el contrapoder necesario de enterrar al capitalismo y su dictadura, pues nuestro objetivo es conquistar el poder del Estado, rompiendo su máquina estatal, como dice Lenin y eso lo dice todo

“COMISIÓN ORGANIZADORA ENCUENTRO NACIONAL MIR”

BASE POLÍTICA DEL ENCUENTRO NACIONAL MIR

1.- Hace 53 años: el MIR fue claro en señalar que nacía para constituirse en la vanguardia marxista de la clase obrera y las demás capas oprimidas, heredero de las luchas y tradiciones revolucionarias: Recabarren, Bilbao, Lautaro, etc. El MIR rompe con los partidos de la izquierda tradicional y sus prácticas políticas. Además, se declara independiente político-ideológicamente de los focos del socialismo históricamente construido por entonces: URSS y China;
El MIR surgió desde un accionar práctico completamente audaz, fue una constituyente revolucionaria. Se constituyente en una amplia asamblea ideológica, lo que permitió debatir democráticamente las propuestas revolucionaria.
Es así que, las diferentes visiones, experiencias, corrientes de la izquierda revolucionaria, que llegarían los primeros años a concluir en el MIR. Maoístas, diversos tipos de trotskistas y filo trotskistas, castro-guevaristas, anarcosindicalistas y revolucionarios varios. Esta fue una de las características más sobresalientes de este MIR, la instancia de reunión revolucionaria más variada y convergente de la segunda mitad del siglo XX. Atrás había quedado el sectarismo y los individualismos políticos. La lección de la derrota del FRAP, había dado como resultado la unidad revolucionaria. Hoy desde esa misma matriz histórica del MIR, se debería avanzar hacia un Amplio Frente Revolucionario.
Hoy: se requiere de la construcción de una fuerza de ese tipo, que tenga un carácter de clase, de la clase de los trabajadores, los explotados, los humillados, los discriminados. Una organización de la izquierda revolucionaria que nuevamente rompa con la izquierda reformista, la que ha claudicado en toda la línea (PC-PS-PPD-PRSD). Una vanguardia, la cual, hoy por hoy, debe hacerse continuadora de la lucha de todo@s l@s mencionados, pero que debe recoger también el ejemplo de tod@s aquell@s que resistieron a la Dictadura Cívico-Militar desde el mismo golpe. Urge reformular un análisis cabal y científico de nuestra realidad económico-social, de la esfera de lo político e impulsar con fuerza el debate y la discusión ideológica más extensos posibles, a fin de dar atajo a las deformaciones de nuestros enemigos y de los reformistas acerca de la lucha revolucionaria y para difundir las ideas sobre el cambio social y el socialismo;

«Un debate que es necesario de cara al pueblo sin dogmatismo y sectarismo. El colectivo de Radio TV Liberación desde un principio ha planteado estos temas.»

2.- 53 años: el MIR es enfático en afirmar que su finalidad es contribuir al derrocamiento del sistema capitalista y reemplazarlo por un gobierno de trabajadores y campesinos, dirigido por los órganos del Poder Popular, construyendo el socialismo y extinguiendo el Estado hasta llegar a la sociedad sin clases. El MIR no habla de etapas dentro de esa lucha por el poder para las clases oprimidas y explotadas;
Hoy: carecemos, por ahora, de las fuerzas orgánicas articuladas al interior del Movimiento Popular (MP), las que cuenten con el nivel de decisión y convencimiento señalado respecto a las tareas por la liberación nacional y social, que desarrollen una estrategia de lucha conducente a derrocar el sistema capitalista de dominación y conquistar el poder, que desplieguen los esfuerzos para que en el seno del MP se vayan construyendo desde ya los gérmenes del contrapoder de los explotados, prefigurando la sociedad socialista a la que aspiramos. Asimismo, sigue vigente el hecho que serán los pueblos y los trabajadores de Chile, en un proceso revolucionario ininterrumpido, los que cumplan con esas tareas;

«No hay una reflexión sobre la burocracia del partido; donde está esa disponibilidad para hacer las cosas de otro modo, para poner en valor una ética y una moral, y una voluntad de cambiar las cosas, una utopía que sigue vigente en la matriz mirista

3.- 53 años: EL MIR declara que la destrucción del capitalismo implica un enfrentamiento revolucionario de las clases antagónicas;
Hoy: pululan los movimientos ‘asambleístas’, ‘ciudadanistas’, ‘constituyentes’, ‘electoreros’, ‘por una economía moral-social’, por etc., que sólo aspiran a reformar el capitalismo y escamotean el enfrentamiento de clases, al nivel de las relaciones sociales (o sea, hombre-hombre) por uno del hombre con las cosas. Es decir, se requiere retomar el concepto de la inevitabilidad del enfrentamiento de las clases antagónicas, y la consiguiente preparación frente a ello, para resolver la cuestión del poder;

«Hoy han surgido nuevos sujetos sociales, con un nuevo lenguaje que se articula desde su propia realidad. Se requiere aprender a escuchar a los colectivos que han surgido, al calor de la lucha del movimiento estudiantil, del movimiento feminista, ecologistas y desde los espacios territoriales.»

4.- 53 años: El MIR fundamenta su accionar en el hecho histórico de la lucha de clases y rechaza categóricamente toda estrategia tendiente a amortiguar ésta lucha. No existe una fracción de la gran burguesía que tenga un carácter ‘nacional’ o ‘progresista’, posible aliada del pueblo y los trabajadores;
Hoy: como decíamos antes, se extienden movimientos reformadores del capitalismo y del sistema de dominación, cuando de lo que se requiere es de alentar el enfrentamiento en todos los aspectos de la lucha de clases: social, político, ideológico, cultural, material. La organización revolucionaria debe insertarse profunda y extensamente en los sectores más avanzados y conscientes del MP y de los frentes sociales: estudiantes, trabajadores urbanos y rurales, pobladores, y desde allí agitar su programa y estrategia e impulsar las acciones y la organización más radicales;

«La revuelta en Francia de los denominados “chalecos amarillos”, no podemos ignorar su carácter clasista que surge en un contexto histórico de insurrección global al modelo neoliberal. En Chile se vienen acumulando luchas sectoriales, estudiantil, de los pescadores artesanales, y de un débil movimiento de los trabajadores.»

5.- Hace 53 años: El MIR reconocía al proletariado como la clase de vanguardia revolucionaria, la que debía ganar para su causa a todos los demás sectores explotados y empobrecidos;

Hoy: ese sujeto está desorganizado, confundido, atemorizado, esclavizado por las deudas. Aun así, él sigue siendo el portador de la nueva sociedad y un actor social estratégico en la lucha por su liberación si consideramos su rol fundamental en la producción. Por ello, sigue siendo vigente que todos los esfuerzos orgánicos, políticos e ideológicos de los revolucionarios deben orientarse a revertir tales desfavorables condiciones, fortaleciendo el papel de los trabajadores como transformadores de su propia realidad en cuanto sujeto social. La inserción entre los trabajadores urbanos y rurales, sigue siendo de una trascendental importancia;

«Hoy asistimos a nuevas formas de explotación, una era tecnológica donde la mano de obra es reemplazada por procesos de robotización. Hace mucho que el mundo dejó de situarse en el marco de la industrialización. En el documento no hay referencia a los trabajadores eventuales de los servicios, donde la producción adquiere el valor de mercado.»

6.- Hace 53 años: El MIR tenía claro que el capitalismo, en su fase superior del imperialismo, ofrecía sólo dictaduras y guerras para resolver la lucha cada vez más extendida entre los de ‘arriba’ y los de ‘abajo’, ocultando en ciertos períodos su opresión bajo el manto de la dictadura democrática;
Hoy: Siguiendo ese predicamento, se hace de vital necesidad exponer a las mayorías nacionales, mediante la lucha político-ideológica, la esencia dictatorial de esta falsa democracia, la que ni siquiera, en rigor, se corresponde a una de tipo liberal, pues ha relativizado todos los derechos y libertades que se aseguraban antes del Golpe. Sigue siendo vigente, más que hace 53 años, que en el régimen capitalista la producción es social, pero la apropiación es individual;

«No pretendemos dar ninguna línea de acción, solamente exponer un pensamiento crítico; que contribuya a la reflexión más general sobre la posibilidad de convergencia de la izquierda radical y la vigencia del proyecto de la emancipación social. Estamos por la articulación de todas las formas de lucha y organización, que a articulan desde abajo y no desde un Olimpo alejado de la realidad del pueblo.»

7.- Hace 53 años: el MIR tenía por cierto que las luchas sociales eran nacionales, pero al mismo tiempo mundiales. No obstante, en lo que constituye una diferencia radical con lo que acontece en la actualidad, el imperialismo enfrentaba un período desfavorable. No caben las posibilidades para el Socialismo en un solo país y la competencia económica tras una política de ‘coexistencia pacífica’;
Hoy: las luchas sociales populares se han ido atomizando, haciéndose muy locales y separadas de las otras de los siguientes niveles (provinciales, regionales y más aún de las nacionales), así como circunscritas a unos pocos sectores o frentes sociales. Aún no se logran coordinar efectivas luchas antiimperialistas al nivel internacional. En estos tiempos, el imperialismo está en una posición hegemónica; ha logrado mundializar y transnacionalizar el capital financiero. Por ende, debemos ser humildes, llevando el sentido de las luchas desde lo simple a lo complejo; de las demandas inmediatas a las más políticas, politizando todas las luchas economicistas; de lo local a lo nacional y de ahí a lo internacional. No obstante, la misma transnacionalización nos ayuda para extender la lucha, pues todas las partes del sistema capitalista mundial han sido interrelacionadas a un grado extremo por los propios sectores dominantes mundiales;

«Se hace necesario superar esa cultura de la derrota, generando con esa misma humildad la autocrítica necesaria.»

8.- Hace 53 años: las revoluciones libradas por los movimientos populares por la liberación nacional y la reforma agraria (las llamadas ‘tareas democráticas’, que debían realizar unas supuestas burguesías progresistas) devenían en revoluciones sociales, por lo que se descartaban las alianzas con sectores reformistas de la burguesía;
Hoy: el PC y el PS, el frente amplio, se la juegan por esa alianza, a la espera que se puedan llevar a cabo hipotéticas reformas, las cuales posibiliten, en un plazo indefinido, los cambios más de fondo. Es decir, aún debemos combatir políticamente al reformismo y el entreguismo, y todas las políticas que desarman al pueblo, en vez de potenciar sus fuerzas. Sigue siendo válido hoy que sin el derrocamiento de la burguesía no hay posibilidades efectivas de liberación nacional y de expropiación de la riqueza social para la mayoría nacional, tareas democráticas que debe acometer el MP y su vanguardia, combinándolas con medidas socialistas. Asimismo, continúa siendo vigente el principio de que no es posible el Socialismo en un solo país y que el imperialismo será derrotado por la revolución en sus propios bastiones;

«Se hace necesario superar los errores asumiendo nuestras propias responsabilidad histórica.»

9.- Hace 53 años: las condiciones objetivas estaban más que maduras para el derrocamiento del sistema capitalista, situación desconocida por el reformismo y el revisionismo. Ésta grave negligencia, generaba una crisis de dirección mundial del proletariado;
Hoy: aquellas condiciones objetivas se han agudizado aún más, pero la izquierda reformista y entreguista definitivamente claudicó. Será labor de l@s revolucionari@s, mediante una lucha político-ideológica intensa desde el MP y hacia el movimiento de masas, hacer luz sobre la necesidad del cambio social profundo y remontar esa crisis de dirección; o sea, se debe articular el factor subjetivo.

«La vigencia del proyecto revolucionario del MIR esta presente en los nuevos colectivos y organizaciones, donde recogen el mensaje político del discurso de Miguel Énriquez en el teatro Caupolicán el año 73, en la voz de la revolución que resuena en la historia, no ya como un monumento discursivo sino siempre como una crítica consciente, que va adquiriendo fuerza en estos nuevos actores revolucionarios.»

10.- Hace 53 años: Chile era un país semicolonial, de desarrollo capitalista atrasado, desigual y combinado. A pesar de su atraso, no era un país agrario, sino industrial y minero. En suma, no era una formación feudal o semi-feudal, en que cabía la concepción de la lucha por el poder por etapas, en espera de una etapa ‘democrático-burguesa’ para pasar luego a combatir por el Socialismo;
Hoy: Si bien Chile ha tenido un crecimiento capitalista relativo, con cierta preeminencia del sector económico terciario, lo anterior, en términos generales, sigue siendo vigente. Nuestro capitalismo persiste fuertemente dependiente y entrelazado con el capital monopólico-financiero transnacional. Sólo cabe la lucha ininterrumpida por la liberación nacional y el Socialismo, combatiendo las falsas ilusiones sobre una cierta burguesía ‘progresista’, la colaboración de clases y los supuestos atajos dentro del enfrentamiento clasista;
11.- Hace 53 años: las direcciones burocráticas de los partidos de la izquierda tradicional se negaban a plantear el derrocamiento de la burguesía, limitándose a políticas de reforma al régimen capitalista, de colaboración de clase y de engaño a los pueblos y los trabajadores mediante la ilusión electoralista permanente; inclusive, con la “vía pacífica y parlamentaria”, la que será resistida por la burguesía mediante la dictadura totalitaria y la guerra civil;
Hoy: ese cuadro se ha intensificado, por lo que sólo cabe levantar una política que apunte a fortalecer todo el poder del pueblo y los trabajadores en su lucha contra los explotadores y los que les apoyan. Dicha estrategia de los de abajo, debe considerar la capacidad efectiva y ofensiva capaz de sostener la lucha hasta el final;
12.- Hace 53 años: el MIR se fundaba para unificar, por encima de todo sectarismo, a los revolucionarios dispuestos a emprender la preparación y organización de la Revolución Socialista Chilena. El MIR se define como una organización marxista-leninista y se rige por los principios del centralismo democrático;
Hoy: aquel desafío planteado por los fundadores del MIR, implica que la entrega por la causa de los explotados y oprimidos debe volver a ser total o nada de lo planteado hasta aquí será posible. Las concepciones del marxismo deben ser actualizadas con todos los aportes de estas cinco décadas y deben servirnos para censar la realidad de nuestra actual formación, sus contradicciones e interrelaciones, la composición y el alineamiento clasista, los sujetos sociales relacionados dialécticamente, su relación con las otras formaciones capitalistas dependientes de América Latina, etc., a fin de elaborar la teoría para la praxis revolucionaria para éste y los futuros tiempos;

«Es justamente en este enunciado donde debemos encontrar ese camino de unidad revolucionaria.»

13.- Hace 53 años: el MIR apoyaba al campo socialista, por graves que fueran los errores en que solían incurrir, rechazando la idea de una posible neutralidad. El MIR practicaba el internacionalismo, como forma práctica de solidaridad con las luchas de los pueblos explotados y oprimidos del mundo, además de insistir en el respeto del derecho a la autodeterminación de los pueblos y su lucha contra la injerencia imperialista;
Hoy: el MP y su vanguardia deben apoyar a todos los movimientos que luchan por su liberación nacional y social en América y el resto del mundo. Siguen vigentes el internacionalismo, el respeto por la autodeterminación de los pueblos y la lucha contra la intervención imperialista;

«Hoy hablar de vanguardia es no entender justamente a los nuevos actores revolucionarios.»

14.- Hace 53 años: el MIR proclamaba la expulsión del imperialismo, nacionalizando sus intereses en Chile, rompiendo los pactos que ataban al país con él, desconociendo la deuda externa sustraída por los gobiernos burgueses con él, ampliando las relaciones diplomáticas y comerciales con todos los países;
Hoy: siguen siendo válidos todos esos puntos;
15.- Hace 53 años: el MIR planteaba una revolución agraria, en que consideraba la expropiación del latifundio y la entrega de las tierras a los campesinos, individual o colectivamente;
Hoy: se requiere expropiar el latifundio forestal, el que daña a las comunidades mapuche y campesina chilena, a las que se debe dar preferencia para la distribución de los terrenos, sin perjuicio de considerar la necesidad nacional de contar con tierras suficientes para sostener las necesidades alimentarias, carácter que nunca debieron abandonar;

«La recuperación de tierras, la recuperación de los recursos pesqueros, de los recursos naturales. De terminar con las denominadas zonas de sacrificio, apoyando la lucha de resistencia en los territorios.»

16.- Hace 53 años: junto con la aplicación de las medidas inscritas en los dos puntos anteriores, correspondientes a las llamadas “tareas de carácter democrático”, el MIR planteaba que ellas debían estar ligadas, de manera íntima e ininterrumpida, con los objetivos de carácter socialista, que eran: Socialización de los sectores vitales para la población y el país: la banca, los créditos, los seguros, los transportes, la Medicina y la Seguridad Social, la propiedad urbana y la educación en todos sus niveles; la Expropiación de las empresas de la burguesía interna y administración de las mismas por los Sindicatos y Consejos Obreros; Control estatal del comercio exterior e interior; Planificación y Administración de la economía por el gobierno Socialista y con participación de los órganos del Poder Popular;
Dicho programa debía ser realizado mediante la liquidación del aparato estatal burgués y reemplazado por la democracia directa proletaria;
Hoy: en perspectiva, todas estas medidas debieran aplicarse en un proceso hacia el socialismo, con algunas redefiniciones respecto de las formas más adecuadas para que las organizaciones de los pueblos y los trabajadores ejerzan efectivamente un poder desde la base; un poder que los vaya liberando de la explotación, el sometimiento y la enajenación;
17.- Hace 53 años y hasta los años “80s: el MIR no descubrió los métodos de la lucha de clases, tales como la huelga, la ocupación de tierras y las corridas de cercos, las tomas de fábricas y terrenos, los grupos de auto-defensa, la propaganda armada, la lucha guerrillera, urbana y rural, los choques callejeros con la reacción y la represión, etc., pero los alentaba e impulsaba;
Hoy: las nuevas generaciones vuelven a ‘descubrir’ esas formas de lucha y ojalá persistan y sigan profundizando ese proceso, en una especie de movimiento elíptico que gira sobre sí mismo;
18.- Siempre: el MIR planteó que la lucha por las reivindicaciones inmediatas no debe transformarse en una meta final, como lo plantean los reformistas y los sectores que intentan ‘abuenar’ el sistema capitalista, sino que debe servir para elevar a un plano político revolucionario a las masas que se movilizan por tales objetivos concretos;
Hoy: cómo podemos constatarlo, ello continúa siendo válido.

«El colectivo de Radio TV Liberación en el análisis del Documento del MIR Rearticulación, hace presente la importancia de la lucha antipatrialcal. Asumiendo un claro compromiso en la lucha de las compañeras y sus demandas. Este documento redactado por un compañero, con la corrección de otros compañeros, es inaceptable la ausencia de participación de compañeras, (no estamos hablado de quienes tienen relación de pareja). Esto es parte de esa cultura machista que debemos combatir y no callar.
Así mismo no hay ninguna referencia a los temas de La diversidad sexual y de género, actores sociales que no podemos ignorar o tener algún tipo de sesgo de exclusión.»

Anuncios

Macron; los “chalecos amarillos” jaque al Gobierno

Agencia Informativa de la Resistencia

El Gobierno de Macron derrotado por el poder ciudadano. La insurrección popular en Francia ha logrado poner de pies a todo un pueblo, cansado de ser postergado, de ser ignorado y postergado.

Nevers y su región son uno de los lugares donde se ha gestado la revuelta de los chalecos amarillos, los franceses hartos de pagar impuestos y de los recortes en los servicios públicos, han dejado la pasividad de ser solamente observadores de su realidad.

El Gobierno de Macron decreta una forzada moratoria al impuesto a los carburantes, semanas de violentas manifestaciones han logrado lo que parecía imposible.

Se está gestado una insurrección popular, que no pasa por los partidos políticos, por los tradicionales sindicatos, las organizaciones estudiantiles, los movimientos sociales. Europa se está enfrentada al surgimiento del fascismo, a la crisis del neoliberalismo y el poder político.

El diario El País en su edición del 4 de diciembre en una extensa crónica, profundiza sobre el origen de los “chalecos amarillos” ; Como muchos, Michel desconfía de la prensa —ser de la prensa extranjera facilita la tarea— y no quiere revelar su apellido. Él y otros activistas han construido una cabaña de madera en el centro de la rotonda. Desde allí controlan el paso de coches y camiones.

“Recibo 900 euros del subsidio de paro. Cuando pagas todas tus facturas ya no te queda nada”, explica. “Y tengo dos hijos, de seis y tres años”. Él tiene 31.

Antes trabajaba de jardinero. Su mujer hace tareas de limpieza. El paro se le acaba a finales de año. Entonces recibirá la ayuda social de 652 euros mensuales.

“El movimiento de los chalecos amarillos se extiende por todo el país. Es la Francia de las ciudades pequeñas y medianas, y la Francia rural, donde el automóvil es una herramienta de trabajo y para muchos de supervivencia y donde el cierre de una consulta médica o de la línea de tren son una condena al ostracismo.”

La crisis generada por la desigualdad, ha tenido la respuesta que nadie vio venir en Francia. “Aquí no hay jefes. Somos el pueblo”. “Estamos contra la globalización y el capitalismo” .

Es decir, existe la Francia de provincias frente a la de la burguesía cosmopolita de las grandes ciudades que ve a la Francia periférica como un país distante y ajeno. Se a generado una división entre la realidad de las pequeñas urbes, en contraposición de las grandes ciudades.

“La fractura opone a dos países que no se entienden. La incomprensión puede transformarse en un sentimiento de agravio y desprecio clasista hacia la Francia de los ringards y los beaufs —los horteras y los cuñados, en jerga popular— y hacia “los tipos que fuman pitillos y van con diésel”, como les llamó el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux.” Diario EL País.

No han sido masivas las manifestaciones que han puesto en jaque a París, su éxito radica en la espontaneidad y determinación para resistir. Como era de esperar ahora los partidos políticos, pretenden capitalizar este movimiento de los ” chalecos amarillos“.

En Chile la policía militarizada asesina a un mapuche Camilo Catrillanca, el ejército vende armamentos a delincuentes, suben el transporte público, se beneficia a los poderosos, se privatiza el mar en desmedro de los pescadores artesanales, continúa el negocio de la previsión a través de las AFP, la corrupción de la clase política es amparada desde el Estado chileno, la precariedad laboral en directo beneficio del empresariado y el capital. La ciudadanía es incapaz de reaccionar, hasta ahora pareciera continuar dormida.

No existe en el pueblo chileno una capacidad de levantarse y luchar contra el mismo modelo capitalista, que a despertado al ciudadano francés.

https://youtu.be/MGjUts_iPiA

Carlos Alarcón; “hay gente que nos hizo mentir”

Armando Romero

Radio TV Liberación

Temuco,el ex carabinero Carlos Alarcón aseguró que “todavía falta que salgan cosas a la luz”. En un video. Desde el recinto policial donde se encuentran detenido, envió un video justificando su actuación en el crimen del dirigente mapuche asesinado.

El ex sargento Carlos Alarcón está acusado de percutar el proyectil que mató a Camilo Catrillanca ; señalo que él, junto a los cuatro efectivos que participaron en el homicidio del comunero, reconoce haber prestado “declaraciones falsas” en el marco de la investigación, y que esto lo habría realizado porque “hay gente que nos hizo mentir”. Sin mostrar ningún arrepentimiento por el asesinato de Camilo Catrillanca, el imputado que se encuentra con medidas cautelares en un recinto policial, envió a diferentes medios de prensa este video.

Es consecuencia, el Director General de Carabineros Hermes Soto fue llamado al Palacio de La Moneda, trascendido no oficial han filtrado a la prensa: una eventual renuncia de Soto y de esa forma blindar al ministro del Interior Andrés Chadwick.

De acuerdo al protocolo y normativas relacionadas con detenidos, esta prohibido el ingreso de cámaras, celulares y acceso a Internet. La transmisión desde la 2° Comisaría de Temuco fue efectuada desde un celular, grabado en vivo desde el comedor del recinto policía, en el contexto de las visitas regulares que reciben los ex carabineros procesados por el asesinato de Camilo Catrillanca.

Alarcón hace mención a sus instructores, que adoctrinan a los efectivos policiales bajos protocolos del enemigo interno. Donde el ocultar la verdad está dentro de la “cancha” a pasar.

Desde el alto mando militar de Carabineros, se anunció que se inició una investigación sumaría. Fuentes externas han confirmado que estaría plenamente registrada la IP desde donde se transmitió el video.

Por su parte, el abogado querellante Sebastián Saavedra criticó “la absoluta comodidad en la cual cumplen la medida de prisión preventiva los autores del asesinato” y, asimismo, “la falta de arrepentimiento”.

Se debe tener presente que, “Fue un proyectil 5.56 el que terminó con la vida de Catrillanca, una bala de pequeñas dimensiones que está encamisada y que sale con una alta velocidad, provocando un daño devastador, su muerte era inevitable. El tiro que recibió es un tiro directo que ingresó a su cabeza provocando un gran daño”.

El sargento Alarcón disparó en 7 oportunidades y Raúl Ávila -quien destruyó la tarjeta de la cámara GoPro- realizó un disparo de fusil, por que lo que también se le imputa homicidio. Ambos dispararon sin que hubiera una acción que lo justificara: ni Catrillanca ni el adolescente M.P.C. estaban armados, pero recibieron disparos por la espalda de parte de los funcionarios “en varias ocasiones”.
Jamás existió enfrentamiento al ingreso de la comunidad de Temucuicui. El ex carabinero lanza una velada acusación, de que desde el alto mando, recibieron instrucciones y que en todo momento se apagaron a los protocolos establecidos.

https://youtu.be/qINJQZTap5k

La insurrección de los chalecos amarillos; el despertar de los pueblos a nivel global

Armando Romero

Radio TV Liberación

Mientras en Argentina se encuentra sitiado por cercos de seguridad, miles de manifestantes salen a las calles a rechazar el G20 y su política económica. En Francia los anuncios de alzas de los carburantes, ha desatado una verdadera insurrección en las calles de Paris y otras ciudades. Será que estamos asistiendo a una potencial insurrección a nivel global contra el estado y el capitalismo.

Los denominados “chalecos” amarillos no pertenecen a ningún sindicato, no obedecen a partidos políticos u otras organizaciones tradicionales, no son anarcos por definición, ni están siendo conducidos por alguna vanguardia. Son parte de una sociedad que comienza a despertarse de años de dominación, de corrupción de la clase política. Mientras en Chile algunos iluminados desde el olimpo continúan haciendo erradas lecturas del periodo, sin entender nada de los que hoy está aconteciendo a nivel global.

Desde los medios hegemónicos de la prensa institucional, se ha tratado de ignorar los hechos insurreccionales en Francia, que comienza a expandirse por Europa. En Bruselas una marea de chalecos amarillos llego hasta a las puertas de la Comisión Europea, siendo reprimidos por la policía de Bélgica.

En la ciudad de Limoges Francia fueron arrogados estiércol en las oficinas de impuestos, en otras ciudades se han replicados las manifestaciones generándose enfrentamientos. La ciudad de Paris por momentos las barricadas han encendido las principales avenidas y calles. Los campos Eliseos las improvisadas trincheras ardían el sábado pasado y los manifestaciones han continuado en esta última semana de noviembre.

Los campos Eliseos las improvisadas trincheras ardían el sábado pasado y los manifestaciones han continuado en esta última semana de noviembre.

Emmanuel Macron a su arribo en Argentina, se vio sorprendido al ser recibido por un trabajador del aeropuerto con su tradicional chaqueta amarilla, las autoridades argentinas en una ya habitual descoordinación no estuvieron presentes para recibir al presidente francés.

El principal responsable de las políticas coercitivas contra los pueblos el FMI, busca en esta G20 un acuerdo de las principales economías del mundo, que frene la crisis global del modelo neoliberal.

Por su parte el presidente Macri este viernes en la Casa Rosada agradeció a Trump por el acuerdo con el FMI, en el marco del inicio de la cumbre de los líderes en un Buenos Aires, donde los habituales indigentes que pernoctan en su calles, fueron traslados fuera de la vista de los visitantes. Una postal que también podemos ver en Santiago de Chile a pasos del Palacio de La Moneda y las principales arterias vial de la ciudad.

El gobierno argentino enfrenta la acelerada crisis económica, que están generando grandes bolsones de miseria en la república. En la región se están produciendo grandes movilizaciones en las calles, con enfrentamientos y represión por parte de las policías, los gobiernos de derecha aplicando al pies de la letra las recomendaciones del FMI.

Este viernes en Santiago de Chile se ha convocado a manifestaciones en rechazo a la G20, que se suman a las jornadas de protesta contra el asesinato de Camilo Catrillanca por parte de efectivos del comando jungla en la comunidad mapuche de Temucuicui.

Los desafíos de la izquierda en el Chile de hoy

El colectivo de Radio TV liberación desde su base Fernando Vergara Vargas, al momento de tomar la decisión política del camino propio renunciando a continuar siendo parte del MIR Rearticulación, en ningún caso ha sido para descalificar o atacar a los compañeros . Todo lo contrario, formamos parte de una misma matriz histórica revolucionaria, nuestras diferencias obedecen a una lectura del periodo, que consideramos está enraizada en una mirada dogmática, característica de la antigua izquierda que no ha superado la derrota político-militar.

Se hace necesario gestos de humidad y reconocer los errores, dejando a los nuevos sujetos sociales construir sus propios proyectos revolucionarios. Apoyando las iniciativas de los jóvenes que se organizan y movilizan, para luchar y generar los cambios de este modelo de dominación capitalista.

El mejor homenaje que podemos hacer a la historia consecuente del MIR, es ponernos al servicio de los nuevos colectivos rebelde, el autoengaño de hacer creer que es posible refundad el MIR con los antiguos cuadros, en no haber aprendido nada de la historia y sus procesos revolucionarios.

Es por ello, que es oportuno tener siempre presente los hechos históricos y la acumulación de fuerzas, que permitieron confluir a diferentes expresiones políticas revolucionaria en 1965 y que dio origen al Movimiento de Izquierda Revolucionaria. En los 50 el marxismo aparecía como monopolio identificado con los PC en América Latina es el resultado de las derrotas de los movimientos populares en los años veinte y treinta, y la imposición de los pactos frente-populistas, los que en muchos casos ayudaron a la represión de los movimientos obreros más radicales —entre ellos el anarquismo— y bloquearon el desarrollo del pensamiento revolucionario antifascista. Un PC bajo el estricto control desde Moscú y que en muchos casos freno todo intento de impulsar un frente revolucionario en la región.

“Los PC en los cincuenta defienden todavía las tesis de la revolución democrático-burguesa y, por lo tanto, de la alianza con la burguesía nacional, autónoma, independientemente de que hayan tomado una posición más radical después de la represión de 1947-1948. En determinados países, algunos se plegaron y otros intentaron formaciones más radicales de expresión, pero la ideología era común en su visión, en su estrategia, su crítica; su proyecto global era el mismo, heredado de la Tercera Internacional Comunista.”

Debemos señalar, a través de la Tercera Internacional se traslada mecánicamente una caracterización construida para la situación colonial de Asia en dirección a América Latina, el PC replica esa política en la región. Uno de los pocos que se rebelan contra esas tesis en los años veinte es Mariátegui. Quien sería duramente atacado y desprestigiado por sostener una voz diferente.

Hoy vemos un divorcio evidente entre lo que los actores políticos están pensando, lo que están diciendo y lo que realmente están haciendo. Hay una total ausencia de ese hilo conductor de esa izquierda fragmentada que pretende rearticularse y dar conducción política. Los colectivos y organizaciones revolucionarias del Chile de hoy, merecen el respeto, los viejos cuadros de la izquierda que luchamos contra la dictadura, que levantamos las banderas de lucha del MIR, lo hicimos convencido de nuestra consciente responsabilidad militante, con costos de vidas valiosas, la prisión política y la persecución de los aparatos de seguridad de la dictadura. Los que sobrevivimos podemos aportar con esa acumulación de experiencia, pero jamás podríamos dar ninguna conducción política.

Con el triunfo de la revolución cubana la izquierda revolucionaria comienza hacerse fuerte, con una base social importante de trabajo en los territorios. Hay que tener presente que el Movimiento 26 de Julio no fue en sus orígenes un movimiento popular de orientación socialista, ni su guía teórica fue el marxismo, aunque algunos de sus dirigentes estaban influidos por el pensamiento de Marx, Engels y Lenin. La izquierda venezolana no es una izquierda marxista, aunque hay grupos de estudios, elementos individuales con formación marxista actuando en la izquierda venezolana. Tampoco en Guatemala existió una clara definición política marxista del gobierno derrocado por el imperialismo.

Es interesante leer y entender el pensamiento en Argentina de Silvio Frondizi, que tiene influencia en Brasil y Chile. La Revolución Cubana introduce un salto cualitativo a partir de 1961 para el desarrollo de la izquierda revolucionaria latinoamericana; le dio un impulso que seguramente no hubiera tenido con el éxito y la victoria del Movimiento 26 de Julio. No fue el único factor que influye en Chile para el surgimiento del MIR; “El estancamiento de la economía chilena tiende a ser profundo y prolongado. Sin embargo, junto a ese proceso de industrialización se van creando sectores de pobres urbanos, en más o menos grandes ciudades, lo que se manifiesta en Chile ya desde 1956, cuando el 2 de abril esa masa hace una primera aparición pública en la vida política del país, para llegar a tener luego un peso muy grande en la determinación de la política chilena.”

Es así, que la posición del movimiento campesino y la presión que éste empieza a ejercer en los años sesenta van a tener un peso muy grande en la determinación de la misma dinámica de la lucha de clases; la burguesía va a tener que dar respuestas a un fenómeno y trata de hacerlo al abrir también el espacio para una mayor actuación de esas fuerzas radicalizadas. Así se da la lucha política en el país. Por otra parte, la derrota de la izquierda en 1964, junto con los factores de ascenso de la lucha de clases y el triunfo de la Revolución Cubana, influyen sobre el nacimiento del MIR, que no es resultado de una crisis por la ascensión de la izquierda, de la juventud del partido socialista o del entusiasmo de sectores juveniles por el movimiento revolucionario de Cuba, sino que resulta de la unión de varias generaciones de cuadros, de varios grupos y organizaciones que se venían formando en los años precedentes. Esa realidad hoy día no existe en Chile, los viejos cuadros militantes muchos se han quedado en la derrota y fueron incapaces de crecer políticamente.

De esa forma, se produce el desarrollo de varias fuerzas que convergen después en la formación del MIR. Este proceso participan unas cinco líneas que confluyen con los mismo objetivos: existían sectores que provenían de las corrientes adscritas al maoísmo, luego de la crisis del movimiento internacional y la ruptura chino-soviética; sectores trotskistas del período de la izquierda comunista de los años treinta; nuevos grupos trotskistas; también un desprendimiento de la Juventud Comunista y del PC; corrientes cristianas vinculadas al fundador de la CUT, Clotario Blest; un amplio sector de jóvenes provenientes de las juventudes socialistas; sectores independentistas influenciados por la Revolución Cubana. Socialmente, la base inicial del MIR estaba constituida por estudiantes, intelectuales, cuadros obreros y empleados del sector servicio. Una realidad que no está presente hoy en quienes, pretenden una refundación del MIR.

Podemos afirmar, que la década del sesenta, en medio del ascenso de la lucha de clases en América Latina, fue una década de esperanza, de esa utopía posible. Las cosas estaban más o menos claras; con una estrategia conocida, se tenía claro los caminos; se constaba con los instrumentos y herramientas políticas de lucha. Era cuestión simplemente de ponerlos en práctica. A la conciencia revolucionaria formaba parte de un mismo paisaje. Desde el punto de vista de la formulación ideológica, teórica, las organizaciones no tenían grandes dificultades: el modelo de la Revolución Cubana contaba con un gran consenso, un poderoso atractivo. Los factores subjetivos y objetivos eran claro y sabíamos dónde estaba el enemigo. Hoy vemos una ausencia de esos principios y valores revolucionarios, con prácticas antiguas de la política estalinista, donde el dogmatismo pareciese estar presente en el ADN de muchos. En esos viejos cuadros militantes la línea política se impone desde arriba y sin participación real desde las bases.

Desde Radio TV Liberación nos hacemos la autocrítica, asumiendo las consecuencias de la derrota político-militar. Hoy es el tiempo de estas nuevas generaciones de revolucionarios, todo nuestro trabajo como comunicadores populares independiente, asumiendo las consecuencias de la derrota político-militar. Hoy es el tiempo de estas nuevas generaciones de revolucionarios, todo nuestro trabajo como comunicadores, tiene ese objetivo político de sumar, de ser un aporte y estar junto a quienes hoy luchan y se organizan.


La lucha revolucionaria en el Chile de hoy

El dogmatismo de esa izquierda pragmática que se sitúa dentro de una marginal participación, con un relativo protagonismo real en el que hacer desde el tejido social. El materialismo histórico desarrollado por Marx y Engels, se caracterizó por ser una teoría con rigor científico, creativa e innovadora, elementos necesarios para lograr un análisis riguroso de la realidad social. Sin embargo, durante el siglo XXI ese dogmatismo de la vieja escuela militante de la izquierda revolucionaria chilena. Que hoy busca instalar un discurso desde el Olimpo, planteando una rearticulación del MIR que no se gesta desde abajo, sino desde el voluntarismo de unos pocos que con legítimo derecho aspiran a la refundación del Movimiento de Izquierda Revolucionaria.

Radio TV Liberación participó desde la disciplina consciente revolucionaria en este proceso de rearticulación, optando por un camino propio de construcción de la izquierda revolucionaria. Dejando claro que rechazamos todas esas prácticas sectarias y de carácter estalinistas.

A los compañeros del denominado MIR rearticulación, jamás los podríamos ver como enemigo y mucho menos descalificar, ignorando su existencia y al final somos parte de esa misma identidad de la matriz histórica del mirismo.

La dialéctica y la lucha de clase nunca han sido exclusividad del marxismo. Fue el mismo Marx que lo dejo claro en una carta dirigida a Joseph Weydemeyer el 5 de marzo de 1852,

“(…) Por lo que a mí se refiere, no me cabe el mérito de haber descubierto la existencia de las clases en la sociedad moderna ni la lucha entre ellas. Mucho antes que yo, algunos historiadores burgueses habían expuesto ya el desarrollo histórico de esta lucha de clases y algunos economistas burgueses la anatomía económica de éstas. Lo que yo he aportado de nuevo ha sido demostrar: 1) que la existencia de las clases sólo va unida a determinadas fases históricas de desarrollo de la producción; 2) que la lucha de clases conduce, necesariamente, a la dictadura del proletariado; 3) que esta misma dictadura no es de por sí más que el tránsito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases (…)”.

Cuando se habla de la caracterización del periodo, se tiende a caer en una mirada dogmática que nos aleja de la realidad y ajena a los nuevos actores de este tiempo.

En El Capital, Marx expuso su crítica a la economía clásica. A partir de la crítica a la teoría ricardiana del valor, Marx resolvió el problema que había llevado a esta a la ruina: la imposibilidad de conciliar el intercambio recíproco entre el capital y el trabajo con la teoría ricardiana de la determinación del valor por el trabajo.

Este Chile de hoy sumido en la economía de mercado, con una juventud que ven en estos viejos militantes la cultura de la derrota. No hay un hilo conductor gestado desde la participación colectiva, todo se decide desde el Olimpo entre tres participantes y sumando a dos o tres más divinos, que imponen desde un imaginario un trabajo político. No hay espacio para la discusión ideológica y la necesaria autocrítica revolucionaria.

Marx entregó su gran aporte científico: la teoría de la explotación y la lucha por el comunismo en tanto que abolición de la sociedad de clases capitalista, y por tanto de la lucha de clases. Entregando las herramientas que nos permitan construir y organizar la lucha de los pueblos.

Hoy existe un nuevo lenguaje dentro de un contexto histórico, donde han surgido nuevas realidades sociales.

Radio TV Liberación trato de establecer un debate ideológica, lo cual resultó infructuoso al interior del denominado MIR rearticulación. En la época de la reintalacion burguesa dentro de esta sociedad de mercado, el marxismo que se propone la superación revolucionaria del capitalismo se encuentra en deuda con el movimiento obrero y popular. No basta con Lenin, Trotsky, Gramsci y Luxemburgo en sí mismos.

Hay sectores que buscan la conciliación de la lucha de clase, que su accionar sólo se limita dentro de la institucionalidad y no ha desbordar las estructuras del poder del Estado.

Es necesario desde la premisa histórica del marxismo, avanzar hacia una nueva mirada de la izquierda, unida a la lucha de clase.

La teoría marxista en el siglo XXI tiene y debe ser analizada con rigor científico la especificidad histórica de las democracias parlamentarias y el Estado capitalista. Debe analizarse la contradictoria relación entre las direcciones políticas y las bases organizadas por estas. Debe analizar la especificidad histórica, sociológica y política de las burocracias sindicales. Es fundamental entender que piensan los colectivos revolucionario de jóvenes, que se organizan desde sus propias realidades, aprender de ellos y los viejos militantes ser más humildes y respetar a estas nuevas generaciones. No tratar de imponer determinadas conducción política, de una izquierda revolucionaria derrotada.

Desde Radio TV Liberación hemos tratado de dar esa discusión al interior del denominado MIR rearticulación, debemos reconocer nuestro fracaso, creemos que sólo así se avanzará en la construcción del partido de los trabajadores, con los jóvenes que se propongan la lucha por el socialismo y estén preparados para responder a los problemas estratégicos de nuestro tiempo. Usando desde la Resistencia todas las formas de lucha revolucionaria.

Carabineros de Chile: la doctrina institucional de represión y crímenes

Agencia Informativa de la Resistencia

AIR

La misma doctrina institucional de Carabineros de Chile, que hoy asesino al weichafe Camilo Catrillanca.

En septiembre de 1973 ejecutaron a 19 trabajadores de la CMPC días posteriores al golpe de Estado.

Los hechos conocidos por todos los habitantes de Lajas en esos años, indicaban que desde la Tenencia de Carabineros de Laja, sin orden judicial ni administrativa competente, detuvieron y trasladados hasta la referida unidad policial a los 19 trabajadores, desde la CMPC y otras empresas y sectores rurales de la zona.

Las referidas víctimas fueron ingresados en los calabozos de la señalada unidad policial, permaneciendo en ellos hasta la noche del 17 de septiembre de 1973, oportunidad en la que fueron sacados por el personal uniformado y subidos a vehículos de CMPC, para ser, supuestamente, trasladados hasta el Regimiento de la ciudad de Los Ángeles; sin embargo, mientras iban transitando por la Ruta Q-90, a la altura del Puente Perales, la comitiva ingresó por un camino lateral internándose en el denominado Fundo San Juan, de la comuna de Yumbel, donde el personal de Carabineros de la Tenencia de Laja, quienes iban armados de fusiles y carabinas, las hizo descender de los vehículos, obligándolas a colocarse en el suelo, tendidas una al lado de otra, boca abajo y amarrados de manos, procediendo los funcionarios policiales a ubicarse detrás de ellos, momento en que el oficial a cargo a un costado, quien premunido de su revólver, dio la orden de dispararles la cual fue cumplida por los uniformados presentes, posicionados en la línea de disparar, impactando con las balas los cuerpos de los detenidos.

En esos años no existía el comando jungla de Carabineros, los funcionarios actuaron con el mismo odio y ensañamiento con el que asesinaron a Camilo Catrillanca en Temucuicui y que al igual que en dictadura tratan de encubrir y justificar esa doctrina de la seguridad nacional represiva del “enemigo interno” .

La acusación por el homicidio calificado en contra de las 19 víctimas de la matanza de Laja-San Rosendo fue dictada por el ministro Carlos Aldana, acusó al ex oficial de Carabineros, Alberto Juan Fernández Michel, y a los ex Carabineros: Lisandro Alberto Martínez García, Luis Antonio León Godoy, Gerson Nilo Saavedra Reinike, Pedro del Carmen Parra Utreras, Gabriel Washington González Salazar, Samuel Francisco Vidal Riquelme, Víctor Manuel Campos Dávila y Nelson Casanova Salgado, en calidad de coautores de los homicidios calificados de las 19 víctimas del hecho represivo criminal: Fernando Grandón Gálvez, Jorge Andrés Lamana Abarzúa, Rubén Antonio Campos López, Juan Carlos Jara Herrera, Raúl Urra Parada, Luis Armando Ulloa Valenzuela, Óscar Omar Sanhueza Contreras, Dagoberto Enrique Garfias Gatica, Luis Alberto del Carmen Araneda Reyes, Juan Antonio Acuña Concha, Juan de Dios Villarroel Espinoza, Heraldo del Carmen Muñoz Muñoz, Federico Riquelme Concha, Jorge Lautaro Zorrilla Rubio, Manuel Mario Becerra Avello, Jack Eduardo Gutiérrez Rodríguez, Mario Jara Jara, Wilson Gamadiel Muñoz Rodríguez y Alfonso Segundo Macaya Barrales.
Siendo declarados imputados los 14 ex miembros de Carabineros y tres civiles, exejecutivos de la CMPC, estos últimos como cómplices de los asesinatos.
Además, el ex oficial de carabineros René Urrutia Elgueta, fue sindicado como autor del delito de inhumación ilegal de las 19 víctimas.

Tras más de 10 años de reabierta la investigación por los crímenes del caso, el juez para violación de derechos humanos dio el paso previo a la sentencia, con la acusación en contra de quienes hasta ahora aparecían como procesados por el asesinato de 19 trabajadores de la papelera y de Ferrocarriles en septiembre de 1973.
Han sido largos años para sus familiares en la búsqueda de la verdad y justicia.
En marzo pasado, la Corte penquista dictaminó el procesamiento de cuatro ex funcionarios civiles de la CMPC por su implicancia y participación en los delitos. Esta decisión de la Corte obligó a Aldana a dictar acusación contra tres de estos funcionarios de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), pese a que inicialmente se había negado siquiera a encausar a los civiles involucrados . Ahora, el ministro Aldana acusó al exjefe de seguridad de la empresa, Pedro Jarpa Foerster, en calidad de cómplice de los delitos de homicidios de siete víctimas: Fernando Grandón Gálvez, Jack Gutiérrez Rodríguez, Heraldo Muñoz Muñoz, Raúl Urra Parada, Federico Riquelme Concha, Juan Villarroel Espinoza y Wilson Muñoz Rodríguez.
Mientras tanto, a Alejandro Lionel Aguilera Covarrubias (ex ejecutivo de la CMPC) y Rodolfo Román Román (ex chofer), los responsabilizó como cómplices de los 19 homicidios calificados.

Carabineros de Chile un largo prontuario de crímenes y de montajes.