Segunda parte de la situación política nacional

Debate Mirista continuando con la publicación del documento de la SIPONA … Un aporte de un compañero que se valora y contribuye a ir definir algunas características del periodo.

LO ECONÓMICO

Recordemos que sobre la infraestructura económica se alza la superestructura jurídico-política. Que lo económico tiene una velocidad distinta a las otras estructuras de la vida social, siendo más veloz que estas. Lo económico, en su velocidad vertiginosa, se despliega a cada segundo y no espera; avanza, destruye, compone y recompone. Serán las estructuras de lo político-jurídico y de lo ideológico donde los seres humanos toman conciencia de esa velocidad impresionante de lo económico, pero no siempre esa “toma de conciencia” es directa, clara, decisiva. La dominación de clase, la propiedad privada de las fuentes y medios de la producción, no se presenta de un modo evidente. Es lo ideológico, estructura que hoy se encuentra muy desarrollada, quien se encarga de hacer esa dominación de clase aceptable entre quienes la sufren.

Precisamente, lo ideológico es esa estructura del Modo de Producción Capitalista (MPC) que le permite a la clase dominante borrar dicha dominación del pensamiento a los millones que la padecen. O en otras palabras: “Lo que caracteriza a todas las formas sociales del trabajo creador del valor de cambio, es la inversión, la mixtificación prosaicamente real y no imaginaria que supone el hecho de que una relación de producción social aparezca como algo separado de los individuos, y que las relaciones determinadas en que entren estos individuos en el proceso de producción de su vida social aparezcan como propiedades específicas de un objeto” (las negritas son nuestras).

Así, pues, se nos hace creer que estamos en democracia y que en verdad existe la “mano ciega del mercado” (¿será esta la que fija el salario mínimo?). Es así, entonces, que se nos hace creer que en Chile existe el libremercado, la librecompetencia, los “precios de equilibrio”, que impera el “mercado perfecto”. Y se llega a creer que si usted quedó sin trabajo es porque el “mercado se equivocó”. Y se piensa y se dice que el Estado “no tiene ninguna injerencia en lo económico”; es así como se cree, a pie juntillas, en la frase “de que el mercado en Chile se encuentra desregulado” (de lo contrario pregunte por el mercado del agua). De esa forma impresionante de operar de lo ideológico, es que se piensa que el cierre de algunas empresas es producto de una “falla del mercado”, cuando de lo que se trata es de un nuevo ajuste que realizan las 7 familias dueñas de Chile, las que cada día concentran, centralizan y monopolizan lo económico y en ese proceso impactan a los capitales menos dinámicos.

En fin, y sobre todo, pensar que en Chile impera una economía de libre mercado es lo que hace creer, a quienes incluso son parte del campo popular, que se puede luchar, con movilizaciones masivas y callejeras incluso, pero para acumular votos y presentarse cada 4 años como una “alternativa a la dominación”. Lo concreto es que al capitalismo y su dictadura sólo se le puede enfrentar con una poderosa fuerza social revolucionaria, que en su multiplicación vaya generando la fuerza material para aplastar a quienes nos oprimen. Lo subjetivo, el Partido, pasa a ser la herramienta central del periodo.

Referencia; algunos datos

El litio

El 11 de marzo de 2018 marca el inicio de otro gobierno de turno administrador del modelo. Recordemos que desde 1990 a la fecha, todos los gobiernos de turno lo son en función de la defensa de la institucionalidad fijada en la constitución política de corte dictatorial de 1980; es decir, pasan a ser la “junta de administración de los negocios del conjunto de la burguesía”, pero sabemos que dentro de ese conjunto de la clase dominante existe una fracción que hegemoniza, que domina, que manda, y en este caso es la fracción monopólico-financiera o como se conoce popularmente: LAS 7 FAMILIAS.

Con todo, el nuevo gobierno de turno dispone en el aparato ejecutivo a uno de los personajes que compone el Bloque en el Poder: el inefable Piñera. Días antes de asumir la presidencia (nos hemos de ahorrar todos los comentarios de por qué la exConcertación-NM le entregó en bandeja el triunfo a la derecha), Forbes entregó un ranking de los principales grupos económicos chilenos. Resulta fundamental a la hora del análisis lo que señala ese medio de comunicación, cuando dice que pese a los alaridos constantes de que en Chile siempre estamos en crisis, uno de los que no sabe de ellas es nada menos que el yerno de Augusto Pinochet, JULIO PONCE LEROU, el monarca del litio chileno, propietario de un 29% de la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), quien, según Forbes, se instaló como el segundo chileno más rico del país, junto a HORST PAULMANN, con una fortuna avaluada en USD 44.800 millones.

Son once los chilenos y chilenas que aparecen dentro del ranking que contempla aquellas personas con una fortuna superior a los mil millones de dólares. La primera plaza nacional la ocupa la viuda de Andrónico Luksic, Iris Fontbona. Después de Ponce y del dueño de Cencosud aparecen Álvaro Saieh, controlador del grupo Copesa (USD 3.200 millones) y el actual mandatario, Sebastián Piñera (USD 2.800 millones).

El boom del litio, empujado por el avance de tecnologías que lo requieren para su desarrollo, aumentó en unos USD 500 millones las arcas del cuestionado empresario y yerno del chacal Pinochet. Además, a mediados de enero, el Estado chileno cerraba un acuerdo entre Corfo y la minera no metálica para la extracción del mineral en el Salar de Atacama por un plazo que vence en 2030. DATO MUY RELEVANTE a la hora de hacer el análisis político posterior, pues nos hemos de encontrar con acciones que simplemente rayan en lo chistoso. Vale la pena adelantar que este sabroso acuerdo entre Ponce Lerou y el Estado, se hace todavía bajo la presidencia de la hoy moribunda NM.

Un comentario obligado que tenemos que realizar, es que las cifras astronómicas que se entregan, y que se seguirán entregando, contrastan dramáticamente con las palabras de los ministros de turno, que cada vez que reciben una demanda social gritan a voz en cuello: “es que no hay dinero”, “estamos en crisis”. Lo negativo es que en el campo popular, el chileno medio cree en tales frases.

Claramente, los datos que seguirán apareciendo, insistimos, sólo demuestran la concentración de los ingresos como diría un buen economista burgués, pero por sobre todo, develan el nivel de concentración de las fuentes y medios de la producción, su monopolio, su centralización.

Ponce Lerou siguió siendo noticia en el período y lo continuará haciendo, debido al tremendo poder económico que va concentrando (sólo basta recordar que la empresa que posee, financió y controla, literalmente, una bancada transversal en el congreso nacional). El 17 de mayo, nos informamos que la empresa china Tianqui Lithium acuerda comprar el 24% de la participación de la minera no metálica Soquimich. Actualmente, la propiedad de las 62 millones 556 mil 568 acciones de la Serie A, avaluada en USD 4 mil 066 millones, está en manos de la canadiense Nutrien, firma que accedió a la venta total de sus activos. Desde Nueva York, lugar donde se reunieron las firmas para concretar el acuerdo, anunciaron que el traspaso debiera concretarse durante el cuarto trimestre de este 2018. Antes de dejar Corfo, Eduardo Bitrán advirtió la potencial concentración en el mercado del litio si es que la empresa china ingresara al mercado local. ¿Su temor?, los asiáticos ya participan de Albemarle en Australia, una de las grandes productoras del sector.

Otro tratado de “libre” comercio

En consonancia con la tesis de que todos los gobiernos de turno, desde 1990 hasta la fecha, no hacen más que administrar los negocios del conjunto de la burguesía interna y cautelar los intereses del imperialismo, antes que asumiera Piñera el gobierno saliente de la NM firmó el TPP 11, en medio de algunas protestas de movimientos sociales, agrupados en la plataforma ‘Chile mejor sin TLC’. Nuestro país, representado por el canciller Heraldo Muñoz (sí, nada menos que Heraldo Muñoz), firmó esto que se conoce como Tratado Integral Progresista de Asociación Transpacífico o TPP 11 (lo de progresista nos recuerda el leitmotiv de los pijes juleros del Frente Amplio). Leamos lo que afirmó la equívoca Michelle Bachelet al respecto: “durante nuestra administración hemos querido ampliar y profundizar nuestra extensa red de acuerdos comerciales en beneficio de nuestros compatriotas, en un sentido cada vez más inclusivo y la firma del tratado integral y progresista de Asociación Transpacífico (CPTTP) es un ejemplo más de ello”. Agregando que se trata de “un tratado ambicioso, moderno, con visión de futuro y que con creatividad incorpora las nuevas temáticas del comercio internacional que exige, que los beneficios de globalización alcancen a todos, integral y progresista como debe ser la agenda comercial del siglo XXI” (las negritas son nuestras).

Y así, sin asco, se firmó otro tratado de libre comercio. Recordemos, porque es bueno hacerlo, que cada tratado de “libre comercio” que se firma significa en realidad que el imperialismo puede ingresar sin cortapisas sus capitales (y retirarlos con toda rapidez), invertir en las áreas que le sea más rentable y depredar al país que acepta el tratado. O sea, en el fondo, es libre comercio para el imperialismo y saqueo para el país asociado. Vemos como el concepto “libre comercio” no es más que un eufemismo, un aspecto ideológico que encubre la dominación que a escala planetaria posee el imperialismo. Y los portavoces de éste son las 7 familias dueñas de Chile, y con él definen todas las políticas económicas en curso, así como el fortalecimiento de Su “democracia”.

La famosa Cámara Chilena de la Construcción (la que Miguel llamaba a expropiar)

Para ahondar en la tesis propuesta en esta SIPONA; es decir, que la contradicción principal pasa por el enfrentamiento entre el capital monopólico-financiero versus los Pueblos y l@s Trabajador@s, nos encontramos en el periodo con el interesante accionar de la conspicua Cámara Chilena de la Construcción (CChC), la cual naciera en 1951. Pedimos paciencia por el extenso apartado otorgado a este holding, pero resulta fundamental exponer cómo los grupos económicos están copando en forma directa, sin ningún tapujo, medios de comunicación de amplio espectro, sabiendo el tipo de trabajo ideológico que realizan.

Dando cuenta de su poder económico consolidado, la CChC presenta la salida al aire de una nueva estación de radio. Dicha cámara, que nació como un gremio, hoy ostenta inversiones en pensiones, en salud, educación y otros rubros. En realidad, ha devenido en una organización con una potente voluntad de holding de inversiones, extendiendo sus tentáculos en las más diversas áreas financieras y convirtiéndose así en la asociación gremial más rica del país.

El holding tiene nombre: Inversiones La Construcción (ILC). Es este brazo financiero de la cámara el que maneja activos importantes en el mercado chileno, siendo propietario o accionista mayoritario de empresas de la talla de AFP Hábitat, Consalud, el Banco Internacional, Confuturo, Corpseguros, Megasalud, Avansalud, Vida Cámara, Caja Los Andes y la Mutual, sólo por mencionar algunas. Es decir, a través de ILC, la CChC se mueve por las rentables y dinámicas aguas que ofrece el mundo de las pensiones, la salud (en prácticamente todas sus facetas, como las isapres, clínicas, seguros complementarios, seguros de vida, etcétera), la banca y otros.

En 2014, con la adquisición del Banco Internacional, por la que el holding pagó USD 120 millones, ILC se consolidó como uno de los conglomerados financieros más poderosos de Chile. Al cierre del año 2016, Banco Internacional había incrementado su retorno sobre el patrimonio desde un 0,1%, al cierre del 2015, a un 9,75% para el ejercicio 2016. No hay dudas que la inversión se realizó para encaminarlo por la ruta que le convertirá en una potencia dentro del mundo de la banca.

Según el informe entregado por ILC, en su memoria financiera de 2016 (la de 2017 aún no está a disposición), “ILC alcanzó el ejercicio 2016 una utilidad de $294.738 millones, de los cuales $222.834 millones provienen de la asociación de ILC con Prudential en AFP Habitat”.

En 2012, la empresa ILC se abrió a la bolsa. La operación atrajo una participación de cerca de 5.500 inversionistas. Las órdenes recibidas quintuplicaron el monto puesto a disposición. La apertura bursátil recaudó USD 470 millones.

Una nueva rama de inversiones llamó la atención de la Cámara hace algunos meses: el área de las comunicaciones. En enero de 2017, se anunciaba públicamente la adquisición de la ex radio Paula, propiedad de Copesa y Álvaro Saieh. Con una transferencia de cerca de $6 mil millones, la CChC amplió las propiedades del grupo hacia un rubro en el que, hasta el momento, no habían incursionado.

El proyecto, al menos hasta ahora, consiste en la administración de lo que será la radio Pauta 100.5, que funcionará en esa frecuencia y que, además, contará con un diario electrónico. Ambos verían la luz y el aire el 26 de marzo. Pero este tipo de proyectos no es algo nuevo. En 1935, la Sociedad Nacional de Agricultura fundaba la radio Agricultura, emisora de corte conservador que sigue perteneciendo al organismo gremial y que es administrada a través de Publicaciones y Difusión S.A.

La Cámara ya no depende económicamente de sus dos más grandes empresas. Ahora contribuyen a la tarea las 17 clínicas (entre las que se encuentran la Tabancura, Avansalud y Bicentenario) y los 32 centros médicos y dentales (todos de Red Salud, que en 2016 reportó $9.147 millones en utilidades, $5.336 más que en 2015). También pueden descansar en su red educativa Desarrollos Educacionales S.A., que tiene la propiedad de los colegios Pumahue (7 a nivel nacional) y Manquecura (3 en Chile) y del que la Cámara es accionista en un 49%. En ese mismo ámbito, ILC es dueña también del 100% del Centro de Formación Técnica ProAndes. El Banco Internacional, que ya en 2016 registró utilidades cercanas a los $10.000 millones, también será un bastión financiero a futuro para el poderoso holding, mientras que Confuturo, la importante empresa de seguros, también aporta con más de un grano de arena. A junio de 2016, la aseguradora manejaba un patrimonio de $274.566 millones.

Es sabido dentro del mundo empresarial que la radio nunca ha sido considerada un negocio de grandes réditos. Esto permite pensar que la inversión realizada por la Cámara, y la expansión que conlleva, se explica por otra vía. Los grupos Luksic y Bethia ya se han metido de lleno en el mercado de medios, adquiriendo una serie de estaciones de radio y un canal de televisión (Canal 13 y Mega respectivamente). La Cámara Chilena de la Construcción sabe que la 100.5 y su diario electrónico probablemente no signifiquen ganancias sustantivas para sus arcas, pero sí tiene clara una cosa: puede ser el primer paso de la inmersión en el mercado que esculpe el sentido común y que forma la opinión pública.

¿Y en qué anda la CPC (los grandes amigos de la CUT)?

Alfonso Swett resultó electo, a principios de abril, como presidente de la Confederación Nacional de la Producción y el Comercio (CPC), la patronal de Chile por excelencia, con 73 votos a favor, por parte de los consejeros que componen las 6 ramas de la CPC; hasta el 2020 será El Capo de la entidad. En todo caso, su elección se había asegurado tras bambalinas a mediados de marzo, muy poco democráticamente digamos

Como para creerle, el nuevo presidente de la CPC señaló que: “la sociedad quiere mejores empleos, mejores salarios, bienestar individual, responsabilidad social y ambiental, todas demandas válidas y que nos plantean grandes desafíos”. Swett sabe que usando un discurso ideológico, o sea donde se invierte la realidad, no faltarán los “incautos” que le crean y no nos referimos sólo a la Central Unitaria de Trabajadores, sino que a quienes en el campo popular aceptan la idea de que en Chile existe un capitalismo de libre concurrencia.

Donde no se equivoca el timonel de la CPC es, precisamente, en “sus demandas”; es decir, en las demandas que tiene el conjunto de la burguesía interna: “En tema de inversiones, claramente necesitamos un shock de inversión. Necesitamos certidumbre tributaria y hacernos cargo de que somos el país miembro de la OECD con mayor complejidad regulatoria lo que nos quita competitividad y nos complica las inversiones a nivel nacional y extranjera”. Las negritas son nuestras y es que jamás se insistirá bastante en el tema de la regulación del mercado, cuando es la propia burguesía la que reclama de su propia regulación, su excesiva regulación jurídica, lo que echa por tierra aquellos pensamientos tan alejados de la realidad que dicen que en Chile EL MERCADO ESTÁ DESREGULADO. Todo lo que ocurre en lo económico, en lo jurídico-político e incluso en lo ideológico, ESTÁ PLENAMENTE REGULADO.

Anuncios

Autor: TV NOTICIA AITUE

...parte de esa cultura de vida y dignidad de nuestros pueblos.-

Un comentario en “Segunda parte de la situación política nacional”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s