Carlos Alarcón; “hay gente que nos hizo mentir”

Armando Romero

Radio TV Liberación

Temuco,el ex carabinero Carlos Alarcón aseguró que “todavía falta que salgan cosas a la luz”. En un video. Desde el recinto policial donde se encuentran detenido, envió un video justificando su actuación en el crimen del dirigente mapuche asesinado.

El ex sargento Carlos Alarcón está acusado de percutar el proyectil que mató a Camilo Catrillanca ; señalo que él, junto a los cuatro efectivos que participaron en el homicidio del comunero, reconoce haber prestado “declaraciones falsas” en el marco de la investigación, y que esto lo habría realizado porque “hay gente que nos hizo mentir”. Sin mostrar ningún arrepentimiento por el asesinato de Camilo Catrillanca, el imputado que se encuentra con medidas cautelares en un recinto policial, envió a diferentes medios de prensa este video.

Es consecuencia, el Director General de Carabineros Hermes Soto fue llamado al Palacio de La Moneda, trascendido no oficial han filtrado a la prensa: una eventual renuncia de Soto y de esa forma blindar al ministro del Interior Andrés Chadwick.

De acuerdo al protocolo y normativas relacionadas con detenidos, esta prohibido el ingreso de cámaras, celulares y acceso a Internet. La transmisión desde la 2° Comisaría de Temuco fue efectuada desde un celular, grabado en vivo desde el comedor del recinto policía, en el contexto de las visitas regulares que reciben los ex carabineros procesados por el asesinato de Camilo Catrillanca.

Alarcón hace mención a sus instructores, que adoctrinan a los efectivos policiales bajos protocolos del enemigo interno. Donde el ocultar la verdad está dentro de la “cancha” a pasar.

Desde el alto mando militar de Carabineros, se anunció que se inició una investigación sumaría. Fuentes externas han confirmado que estaría plenamente registrada la IP desde donde se transmitió el video.

Por su parte, el abogado querellante Sebastián Saavedra criticó “la absoluta comodidad en la cual cumplen la medida de prisión preventiva los autores del asesinato” y, asimismo, “la falta de arrepentimiento”.

Se debe tener presente que, “Fue un proyectil 5.56 el que terminó con la vida de Catrillanca, una bala de pequeñas dimensiones que está encamisada y que sale con una alta velocidad, provocando un daño devastador, su muerte era inevitable. El tiro que recibió es un tiro directo que ingresó a su cabeza provocando un gran daño”.

El sargento Alarcón disparó en 7 oportunidades y Raúl Ávila -quien destruyó la tarjeta de la cámara GoPro- realizó un disparo de fusil, por que lo que también se le imputa homicidio. Ambos dispararon sin que hubiera una acción que lo justificara: ni Catrillanca ni el adolescente M.P.C. estaban armados, pero recibieron disparos por la espalda de parte de los funcionarios “en varias ocasiones”.
Jamás existió enfrentamiento al ingreso de la comunidad de Temucuicui. El ex carabinero lanza una velada acusación, de que desde el alto mando, recibieron instrucciones y que en todo momento se apagaron a los protocolos establecidos.

https://youtu.be/qINJQZTap5k

Anuncios