Miguel Enríquez nací un 27 de marzo 1944

Soy Miguel Enríquez nací un 27 de marzo de 1944 en Talcahuano…Hoy cumpliría un años más brindando con los amigos, fumando entre risas y recuerdos…es verdad que, mi corta vida fue plena de alegría, de encuentros y desencuentros, de amores y pasión por la vida, pintado los espacios de la alegre rebeldía. Bien decía un posteo subido a las redes sociales, nadie celebra mi nacimiento, más bien pareciese ser un ritual de mi muerte cada 5 de octubre, cual sacrosanta romería desfilan por mi tumba levantando puños atrapados en la cultura de la derrota.

En este natalicio quisiera compartir un fragmento de la poesía de un camarada con el cual nos unió gratos momentos de conversaciones.

“Como el combo y la pala y el azadón y la pica y la barreta
parten mundos y piedras y abren tumbas y surcos
y socaban el ensueño tremendo y milenario de las minas,
tú, herramienta de las masas obreras,
cumpliendo tu rol democrático de transición,
muriendo como una gran larva marxista,
las llevarás al poder político,
hinchadas de aliento popular,
bramando y forjando la revolución socialista de Chile,
el gran día de gloria del proletariado.”

La casa de mis padres en Avenida Roosvelt 1674 fue parte de múltiples encuentros y reuniones sociales, donde un día llegó invitado Pablo de Rokha.

Innumerable libros, crónicas y documentos se han escrito del Movimiento de Izquierda Revolucionaria en Chile, el MIR nació con el claro objetivo de aglutinar una izquierda revolucionaria en base a una estrategia ya clarificada por hechos históricos. No obedeció a otros intereses que crear las condiciones para la revolución en Chile.

Es por ello, que desde nuestra juventud rebelde nos propusimos caminar por la huella de la liberación latinoamericana antimperialista, re-marcada en el tiempo de
nuestra generación por la Revolución Cubana.
Principalmente nos identificábamos desde el comienzo con el Movimiento 26 de Julio y el humanismo socialista de Che Guevara.

Éramos un puñado de jóvenes irreverentes, que no requerimos permiso para construir nuestros sueños revolucionarios. Hoy vemos otras generaciones levantando esas mismas bandejas rebeldes, aquellos que desde la nostalgia con discursos dogmáticos, pretenden dar conducción o arrogarse representación sin un mínimo trabajo de bases. A esos compañeros los invito a caminar con estas nuevas generaciones, dejando de lado sus ambiciones personales y estar a la altura de nuestra historia.

Ese 15 de agosto de 1965 se plasmó políticamente la línea insurreccional, con aporte de compañeros que dieron sustento ideológico a nuestra tesis político-militar, y que fuera aprobada como primer documento en el Congreso de Fundación. Junto a mis amigos y compañeros Marcello Ferrada, Bautista van Schouwen, mi hermano Marco y el grupo militante de la fracción “Movimiento Socialista Revolucionario” de Concepción. Forme parte de una generación con grandes sueños, alegre y convencida de nuestros ideales revolucionarios.

El revisionismo histórico podrá dar vuelta, y mil veces vueltas, su especulación sobre los otros “partidos” y respetables tesis ya sean trotskistas o provenientes de otras rupturas orgánicas de la izquierda ortodoxa, y que habrían sido según el revisionismo, determinantes en
la fundación del MIR. ” Marcello Ferrada

Anuncios

Venezuela: la operación encubierta de la CIA al trasluz de la historia

Agencia Informativa de la Resistencia AIR

Desde las sombras se articulan las redes oscuras de la CIA, con un solo objetivo que en ningún caso es la democracia. El objetivo es instaurar un gobierno pro norteamericano en Venezuela, logrando el control de las reservas de petróleo para sus propios intereses geopolíticos imperialista.

Juan Guaidó no se autoproclamó presidente de Venezuela, sino que le ordenaron desde la presidencia de Estados Unidos que se auto designara con la finalidad de tener una justificación para poder intervenir en dicho país. Ha sido el presidente Trump el que ha decidido que había llegado el momento de intentar dar un jaque mate a Nicolás Maduro y ha decidido que esta era la forma en que debería ser instrumentado. Para sus objetivos cuenta con la participación de los gobiernos de derechas de la región, Chile, Colombia, Argentina, Paraguay, Perú y Brasil.

Trump ha decidido poner en marcha una operación de intervención militar en Venezuela. Logrando el control de la dispersa oposición venezolana, a diferencia de 2002 se instalado en el consciente colectivo la figura mediática de Juan Guaidó, como líder de la oposición, incrementando la operación de acoso y aislamiento del gobierno bolivariano. El conflicto realmente existente en Venezuela ha dejado de ser un conflicto básicamente interno, para pasar a convertirse en un conflicto fundamentalmente internacional, que puede escalar en un conflicto bélico en la región.

No es una preocupación genuinamente democrática la que está detrás de la decisión de los Estados Unidos. No es el restablecimiento de la democracia en Venezuela el objetivo que se persigue, sino algo distinto, que no sabemos con seguridad el alcance de esta operación dirigida por la CIA. En el supuesto de lograr sus objetivos golpistas, supondrá la imposición inicialmente de una forma no democrática de ejercicio del poder con posibilidad de proyectarse en el tiempo de manera indeterminable. En ese probable escenario la ficticia unidad de la oposición, daría paso a las históricas pugnas por el poder político, Venezuela volvería a manos de los banqueros, del capital foráneo y del terrorismo de estado. Los millones de bolivarianos serían perseguidos y la prisión política y tortura, nos remontaría a los años más oscuros de Venezuela.

En ese probable escenario la ficticia unidad de la oposición, daría paso a las históricas pugnas por el poder político, Venezuela volvería a manos de los banqueros, del capital foráneo y del terrorismo de estado. Los millones de bolivarianos serían perseguidos y la prisión política y tortura, nos remontaría a los años más oscuros de Venezuela.

Hay que tener presente que, al día siguiente del fracasado golpe de Estado de abril 2002, se tomó en Washington la decisión de hacer lo mismo que en Nicaragua, o sea contratar una firma de consultoría que sirviese de fachada para el dinero de la USAID, mucho más cuantioso que el de la NED. El primer contrato se firmó el 30 de agosto de 2002, por un monto ligeramente superior a los 10 millones de dólares para los dos años siguientes destinados a actividades políticas en Venezuela. Abrieron sus oficinas en agosto de 2002, con cinco personas que llegaron de Washington, nombradas por la USAID. Ese ha sido un modelo de operaciones encubiertas favorita empleadas en las estaciones de la CIA.

En ese contexto, Guaidó, es un simple peón de todo el ajedrez geopolítico que se maneja contra Venezuela, su juramentación es una simple excusa, para tratar de establecer las condiciones mínimas que se requiere, creando los escenarios mediáticos que permitan manipular y engañar a la opinión pública, como lo hicieron en Irak, logrando un mecanismo de intervención que les permita armar una especie de cabeza de playa que garantice energía barata en una posible guerra mundial. Colombia está siendo transformado en el centro de operaciones de la CIA, entrenamiento de tropas de mercenarios para realizar sabotajes a instalaciones estratégicas de Venezuela.

Asistimos a una planificada operación de intervencionismo del gobierno Norteamericano, con la abierta complicidad de la prensa institucional. La cobertura internacional de las protestas anti-gubernamentales ha sido abiertamente sesgada y pro-opositora. No existe la más mínima intención de mostrar la realidad venezolana de forma balanceada. Las únicas voces representadas en los principales medios internacionales son anti-gubernamentales y hasta los mismos reporteros no esconden su postura crítica contra el gobierno de Maduro. Es como si no existieran las millones de personas que siguen creyendo en el proyecto chavista bolivariano, invisibilizando e ignorando la existencia de esta realidad. Mucho menos informar de las causas de fondo de la falta de medicinas, alimentos y repuestos para las instalaciones industriales. Desde una línea editorial emanada desde la CIA, se miente y engaña al mundo

La cobertura internacional de las protestas anti-gubernamentales ha sido abiertamente sesgada y pro-opositora. No existe la más mínima intención de mostrar la realidad venezolana de forma balanceada. Las únicas voces representadas en los principales medios internacionales son anti-gubernamentales y hasta los mismos reporteros no esconden su postura crítica contra el gobierno de Maduro. Es como si no existieran las millones de personas que siguen creyendo en el proyecto chavista bolivariano, invisibilizando e ignorando la existencia de esta realidad. Mucho menos informar de las causas de fondo de la falta de medicinas, alimentos y repuestos para las instalaciones industriales. Desde una línea editorial emanada desde la CIA, se miente y engaña al mundo, Venezuela está siendo intervenida a los ojos del mundo, con la vergonzosa complicidad de los gobiernos de derecha y la comunidad internacional.

En estos días Donald Trump no a usado las redes sociales para atacar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro, hay un silencio conspirador de la maquinaria bélica.

Es así que, las manifestaciones violentas han sido tratadas como “pacíficas” y “democráticas” en casi todos los medios internacionales. Medios de influencia mundial como el New York Times, la cnn y la prensa de derecha han tratado la imagen de los jóvenes encapuchados con bombas molotov en mano con romanticismo, como si fueran los (luchadores por la libertad) del siglo XXI. Financiados por la CIA para realizar sabotajes, asesinar, crear el caos y realizar autos atentados.

Estas manifestaciones violentas en las calles de Washington con sus armas letales caseras y su discurso golpista, serían inmediatamente calificados como terroristas y la reacción del estado sería implacable. En Estados Unidos cualquier manifestante que desobedece la ley o intente protestar sin permiso se enfrenta la detención y cargos penales, a no dudar esa misma prensa los calificaría como actos vandálicos. Si usara armas contra las fuerzas estatales o empleara un discurso violento contra el gobierno o el Presidente, pagaría con muchos años de prisión. Situación similar acontece en Chile donde a los movimientos sociales se les criminaliza, donde al pueblo mapuche se le asesina, se le reprime por el Estado chileno. Lo mismo acontece en Argentina donde la represión es de gatillo fácil.

La cobertura instruida desde las oficinas de la CIA sobre la situación en Venezuela no es nada nuevo y forma parte de una estrategia más amplia de justificar alguna intervención o acción para lograr la instalación de un gobierno favorable a los intereses estadounidenses. Los ejemplos a nivel mundial habla por sí mismo.

Desde la Casa Blanca se está fraguando el destino de los venezolanos, tomando decisiones que en nada beneficia a su pueblo. La pregunta es cuanto más podría resistir la dignidad de Venezuela, el criminal bloqueó que está siendo objeto, para ahogar la economía y generar el caos. Juan Guaidó este sábado 9 de marzo, anunció atentados a los servicios básicos, como la gasolina y el suministro eléctrico.

El objetivo es debilitar la autoridad del presidente Nicolás Maduro, hacer de Venezuela ingobernable en sus actos administrativos gubernamentales.

Venezuela por la paz